Envíos gratis por compras superiores a $120.000

Nuestro cuerpo es tan solo un medio que nos permite experimentar todo lo bonito que nos ofrece el planeta y la vida en sí misma. Estamos hechos de tejido blando, dotados de un corazón que nos permite sentir, de un cerebro para razonar y dos pulmones que nos permiten tomar aliento para continuar. 

Aunque nos maravillemos con algunos superhéroes, con animales asombrosos estamos lejos de tener armaduras, conchas y caparazones que protejan nuestra piel. Somos humanos y constantemente aprendemos de situaciones que puedan ponernos en peligro, sin embargo, hay cicatrices que no necesitan de una herida para quedar plasmada en nuestra piel. 

Las estrías también son cicatrices finas y se producen por la rotura de las fibras de colágeno y elastina situadas en la dermis, (la capa intermedia de las tres que conforman la piel). Generalmente, son líneas visibles y largas que aparecen en diferentes etapas de la vida,  las más frecuentes aparecen en el crecimiento, embarazo o vaivenes hormonales que generan cambios  de peso rápidos y frecuentes. 

Al tratarse de una lesión ligada con la elasticidad de la piel, lo ideal es hidratar el cuerpo de adentro hacía afuera. Por eso, beber agua se ha convertido en una retahíla de muchos especialistas, esta acción se puede complementar con la alimentación y con cremas que previenen las estrías. Según la farmacéutica, los principios activos más eficaces para prevenirlas son: La Centella Asiática rica en silicio orgánico (Ayuda a prevenir el envejecimiento), la Manteca de karité, vitamina C y E. 

Los extractos que se mencionan en el párrafo anterior, actúan como una red de colágeno natural, incrementando la elasticidad de la piel, alisando las marcas y atenuando las estrías. Es preciso resaltar, que ninguna crema en el mercado hace milagros, pero su efectividad puede ser del 90% siempre y cuando se trate a tiempo. 

Fiel al manifiesto de la verdadera belleza, la natural, en la que no se resaltan los estereotipos, también creemos el autocuidado, en la cosmética alternativa que emplea extractos naturales, que apoya familias campesinas colombianas, porque abandonar nuestro cuerpo, es abandonar nuestro templo. Qué toda cicatriz sea un recuerdo bonito, que sea parte de nuestra historia, que las estrías no sean estrías, sino rayitas de tigre que siempre nos impulsen a ser más fuertes. 

Publicación anterior Siguiente publicación

Recently Viewed

Verfügbarkeit